Muchos de ustedes, como empresarios o dueños de sus negocios, no logran alcanzar las metas que se propusieron cuando decidieron abrir su empresa. Esto puede deberse a que están demasiado ocupados trabajando “en” sus negocios y no “para” sus negocios.

Éstos son seis consejos con los que puedes revitalizar y mejorar los resultados de tu organización.

1) Rescata tu vida. Si un dueño de negocios está trabajando demasiadas horas “en” su negocio, lo que tiene es un auto-empleo, no un negocio. La fórmula debe ser: los sistemas controlan al negocio, el personal controla los sistemas y el dueño controla al personal.

2) Los negocios son un juego. ¿Por qué jugamos? Obviamente para divertirnos. Si tener un negocio no te proporciona diversión, véndelo. No olvidemos que los juegos tienen reglas y es necesario llevar control del marcador o puntaje (indicadores o información gerencial), éstos te indican la cantidad de dinero que ganas o pierdes y si el negocio vale la pena.

3) Ten un plan. La mayoría de los dueños de pequeños y medianos negocios manejan sus negocios como Cristóbal Colón… Tienen una idea muy vaga de dónde se encuentran y a dónde quieren ir; suplican, piden prestado el dinero para iniciar, se hacen a la mar una bella mañana, e incluso caen al llegar al límite de la Tierra o logran tocar tierra en alguna parte. Los dueños de negocios deberían tomar un enfoque militarizado para hacer planes: decidir con exactitud cuáles son sus objetivos, saber exactamente dónde están al iniciar.

4) Flujo de efectivo. En los negocios, la clave del éxito es el flujo de efectivo. Los dueños de negocios necesitan dividir el proceso de negocios en cinco áreas (Generación de Prospectos, Tasa de Conversión a Clientes, Número de Transacciones por Período, Tiempo Promedio de Venta y Margen de Utilidad), sin importar el tipo de empresa.

5) Mantente arriba de la línea. Tanto los dueños de negocio, ejecutivos y empleados, deben jugar por “encima de la línea”, es decir, tomando conciencia de su capacidad, siendo responsables de sus acciones y de su equipo. Aquellos que juegan por debajo de la línea culpan a los demás por sus errores, buscan excusas y rechazan sus responsabilidades.

6) T.E.A.M. No sólo es la palabra en inglés que designa a equipo, también es el acrónimo de Together Everyone Achieves More (Juntos podemos lograr más). Pero, ¿cómo puede el dueño de negocios lograrlo? Hay seis claves para construir un equipo sensacional:

(1) crea y expresa tu visión

(2) mantén con tu equipo metas en común de manera que todos estén en la misma sintonía

(3) define las reglas del juego

(4) desarrolla un plan de acción

(5) exige el 100% de involucramiento y compromiso, asegúrate de ello y finalmente

(6) los dueños de negocios deben aceptar con responsabilidad la Toma del Riesgo y motivar la innovación examinando los errores en busca de aprendizaje y no de culpas.

2018-01-11T12:10:26+00:00enero 11th, 2018|Coaching, Negocios|0 Comments

Leave A Comment